Tarta de Queso Sin Gluten

  • Tarta de Queso

    Tarta de Queso

  • Tarta de Queso y Plátano

    Tarta de Queso y Plátano

  • Tarta de Queso con Caramelo

    Tarta de Queso y Caramelo

  • Tarta de Queso y Manzana

  • Tarta de Queso y Fresa

    Tarta de Queso y Fresa


  • "Tarta de Queso Sin Gluten"

    Receta de Tarta de Queso Sin Gluten







    Esta receta que traemos es especial para las personas celiacas, que no pueden tomar alimentos con gluten porque son alérgicos, prepara una Tarta de Queso sin gluten.



    Ingredientes:

    - Galletas sin gluten, 210 gramos
    - Mantequilla sin gluten, 95 gramos
    - Queso cremoso, 430 gramos
    - Nata para montar, 200 ml
    - Gelatina sin gluten, un sobre
    - Agua, 250 ml
    - 50 gramos de azúcar
    - Mermelada de fresa, 210 gramos
    - Gelatina neutra


    Preparación:

    Preparamos la base de la tarta, para ello hay que triturar las galletas sin gluten que hemos comprado. No debe resultarte difícil encontrar galletas de este tipo en cualquier supermercado de los habituales a los que acudas. Para triturarlas usa mejor un vaso triturador, ya que es importante que queden totalmente desmenuzadas. Cuando lo tengas hecho, mézclalas usando unas varillas con la mantequilla derretida, hasta formar una pasta compacta pero manejable, que no se quede pegada al removerla.

    Coge un molde desmoldable y después rellena la base del mismo con la pasta de galletas, apretando bien la misma e intentando dejarla con un grosor inferior a un centímetro. Guarda en el frigorífico mientras sigues preparando el resto de la receta.

    Ponemos un cazo con el cuarto del litro de agua a calentar, y cuando coja temperatura agregamos la gelatina del sabor que hayamos elegido. Ten en cuenta que si usas gelatina en láminas debes hidratarla antes metiéndola unos minutos en agua para que se hinchen.

    Movemos para diluirla totalmente. Agrega el queso en crema, el azúcar y la nata montada, removiendo todo para que se mezcle y unifique, siendo importante que no llegue a hervir la mezcla, y entonces quitamos del fuego para dejar templar a temperatura ambiente.

    Esta mezcla resultante la vertemos sobre la base de galletas que hicimos anteriormente, que se habrá endurecido tras su paso por la nevera. Se guarda en el frigorífico varias horas, para que cuaje bien nuestra tarta. Déjala por lo menos 7-8 horas, cuanto más tiempo mejor.





    Para acabar vamos a calentar un poco de agua en un cazo en el que vamos a disolver la mermelada. Por otro lado ponemos 2 ó 3 hojas de gelatina neutra en remojo, y a los cinco minutos las añadimos al cazo con la mermelada. Se sigue removiendo hasta que se forme una mezcla gelatinosa de sabor a fresa. Saca la tarta de la nevera y extiende por toda la superficie de la tarta, dándole un grosor suficiente. Vuelve a meterla en frío el tiempo indicado anteriormente. Una vez que pase ese tiempo, ya puedes sacarla y servirla, y disfrutar de esta estupenda tarta de queso.