Tarta de Queso Japonesa

  • Tarta de Queso

    Tarta de Queso

  • Tarta de Queso y Plátano

    Tarta de Queso y Plátano

  • Tarta de Queso con Caramelo

    Tarta de Queso y Caramelo

  • Tarta de Queso y Manzana

  • Tarta de Queso y Fresa

    Tarta de Queso y Fresa


  • "Tarta de Queso Japonesa"

    Receta de Tarta de Queso Japonesa





    Esta es la receta tradicional con la que preparar la deliciosa tarta de queso japonesa, una tarta con una textura esponjosa y muy ligera, con un sabor riquísimo. Si la pruebas te sorprenderá.

    Ingredientes:

    - Queso crema, 220 gramos
    - Queso mascarpone, 230 gramos
    - Huevos, 5 de tamaño XL
    - Leche entera, 115 ml
    - Azúcar blanca, 160 gramos
    - Harina de repostería, 60 gramos
    - Mantequilla, misma cantidad
    - Maicena, un par de cucharadas
    - Gasificante, 1 sobre
    - Limón
    - Sal


    Preparación:

    Una de las mejores tartas de queso que puedes preparar es esta variante de origen japonés, por su sabor tan rico y, sobre todo, por su esponjosidad y ligereza al comerla. La preparación no es muy diferente de las recetas más habituales, así que no te costará mucho trabajo hacerla si ya tienes alguna experiencia previa haciendo tarta de queso. Nos ponemos manos a la obra con la receta.

    Enciende tu horno y ponlo a 180ºC, activando el calor tanto en la parte inferior como superior, y lo dejas que alcance esa temperatura mientras preparas la receta.

    Lo primero es poner un cazo a calentar a fuego medio, echando en el mismo la mantequilla, los quesos, el azúcar y la leche, removiendo continuamente para que se disuelvan todos y formen una mezcla más bien liquida. Vamos a separar las yemas de los huevos, empleando las manos o bien la técnica de la botella, como prefieras, y échalas a la mezcla del cazo. También vamos a añadir la harina con la maicena, que habremos tamizado previamente para quitarle las impurezas, y por último la ralladura de la piel del limón, mezclando perfectamente hasta que no queden grumos. Intenta que no hierva la mezcla, para lo que es mejor mantener a fuego bajo-medio.

    Montamos las claras al punto de nieve con ayuda del sobre de gasificante y el poquito de sal. El gasificante es una levadura química que se emplea en repostería y panadería, y tiene una característica que la diferencia de otras levaduras, y es que la masa en la que se emplee quede muy esponjosa. Este ingrediente es el que va a darle a la tarta de queso japonesa su textura tan esponjosa.


    A continuación con mucho cuidado vamos incorporando poco a poco las claras montadas a la masa, con mucho cuidado para que no se bajen demasiado. Remueve suavemente para mezclarlas con el resto de la masa. Cuando esté lista la viertes en el molde que hayas elegido, que debe estar engrasado con margarina o mantequilla y un poco de harina por encima para que no se pegue. Como el horno ya estará a 180ºC, mete el molde en el mismo y déjalo hornear sobre 45 minutos, verificando antes de sacarlo que por dentro se ha hecho bien la tarta de queso.

    Una vez la tarta esté bien hecha por fuera y por dentro, la dejáis enfriar a temperatura ambiente, y por último la decoramos con azúcar glass por encima. Y a disfrutar de esta exquisita tarta de queso japonesa.