Tarta de Queso Japonesa

  • Tarta de Queso

    Tarta de Queso

  • Tarta de Queso Fría

    Tarta de Queso Fría

  • Tarta de Queso y Plátano

    Tarta de Queso y Plátano

  • Tarta de Queso y Manzana

    Tarta de Queso y Manzana

  • Tarta de Queso y Fresa

    Tarta de Queso y Fresa

  • "Tarta de Queso Japonesa"

    Tarta de Queso Japonesa Esta es la receta completa y detallada que necesitas para preparar una tarta de queso japonesa, una tarta de queso muy esponjosa y que podrás hacer de forma más sencilla de lo que imaginas siguiendo nuestras indicaciones. Anímate y hazla en casa para disfrutarla.
    • Estrella Completa
    • Estrella Completa
    • Estrella Completa
    • Estrella Completa
    • Estrella Media
    • 4.5/5
    • 36 votos

    Receta de Tarta de Queso Japonesa

    Esta es la receta tradicional con la que preparar la deliciosa tarta de queso japonesa, una tarta con una textura esponjosa y muy ligera, con un sabor riquísimo. Si la pruebas te sorprenderá.


    Ingredientes de Tarta de Queso Japonesa:

    - 225 gramos de queso cremoso
    - 225 gramos de mascarpone
    - 150 gramos de azúcar
    - 50 gramos de harina de repostería
    - 50 gramos de maicena
    - 50 gramos de mantequilla
    - 125 ml de leche entera
    - 5 huevos grandes
    - Un sobre de gasificante
    - Un limón
    - Un poco de sal
    - Azúcar glas para decorar


    Preparación de Tarta de Queso Japonesa:

    Una de las mejores recetas de tarta de queso que puedes preparar es esta variante de origen japonés, por su sabor tan rico y, sobre todo, por su esponjosidad y ligereza al comerla. La preparación no es muy diferente de las recetas más habituales, así que no te costará mucho trabajo hacerla si ya tienes alguna experiencia previa haciendo tarta de queso. Nos ponemos manos a la obra con la receta para hacer una estupenda tarta de queso japonesa.

    Para empezar enciende tu horno y ponlo a precalentar a 180ºC, activando el calor tanto en la parte inferior como superior, y lo dejas que alcance esa temperatura mientras preparas la receta. Ponemos a calentar a fuego medio un cazo en el que echamos la mantequilla, el mascarpone, el queso cremoso, el azúcar y la leche, removiendo continuamente para que se disuelvan todos y formen una mezcla homogénea, que no debe llegar a hervir. Cuando lo tengamos todo mezclado, retiramos del fuego y dejamos templar.

    Después vamos a separar las yemas de los huevos, empleando las manos o bien la técnica de la botella, la que prefieras o suelas utilizar normalmente, y las echamos a la mezcla del cazo cuando se haya templado un poco, reservando las claras para después. También vamos a añadir la harina con la maicena, que habremos tamizado previamente para quitarle las impurezas, y por último la ralladura de la piel del limón. Volvemos a poner a calentar a fuego medio y vamos a ir removiendo para que se mezclen los ingredientes perfectamente y sin formar grumos, de nuevo evitando que hierva esa mezcla. Al acabar dejamos que se enfríe bien, para lo que puedes vertera en un recipiente frío.

    Montamos las claras al punto de nieve con ayuda del sobre de gasificante y el poquito de sal. El gasificante es una levadura química que se emplea en repostería y panadería, y tiene una característica que la diferencia de otras levaduras, y es que la masa en la que se emplee quede muy esponjosa. Este ingrediente es el que va a darle a la tarta de queso japonesa su textura característica tan esponjosa y lo que la hacen especial.

    A continuación y cuando la primera mezcla se haya enfríado lo suficiente, vamos incorporando de forma suave y poco a poco las claras montadas a la misma, para que no se bajen durante el proceso. Cuando esté lista la mezcla final, viértela en el molde que hayas elegido, que debe estar engrasado con margarina o mantequilla y un poco de harina por encima para que no se pegue la tarta tras hornearse. Como el horno ya estará a 180ºC, mete el molde en el mismo y déjalo hornear sobre 40 o 45 minutos.

    Este tiempo puede variar de un horno a otro y según el molde elegido, por lo que siempre hay que comprobar antes de sacarlo que la tarta está bien horneada por dentro, lo que comprobaremos pinchando el centro con un cuchillo, y si sale limpio es porque ya está bien cocida en el interior. En ese momento la sacamos del horno, se deja enfriar a temperatura ambiente unos minutos y se desmolda para enfriarla del todo antes de llevarla la nevera y dejarla un par de horas para que quede cuajada y bien fría.

    Cuando vayamos a servirla, la sacamos del frigorífico, la decoramos por encima con azúcar glas por encima para darle su aspecto visual típico, y a disfrutar de esta exquisita tarta de queso japonesa.

    Raciones / Unidades: 8
    Tiempo Aproximado de Preparación: 60M
    Calorías Aproximadas: 375

    Vota la receta


    Comentarios

      Deja un comentario

      Nota: Los comentarios de esta web reflejan las opiniones de sus propios autores, y no necesariamente reflejan la opinión de la misma. Para ayudar al mantener un ambiente cordial y amigable dentro de nuestra comunidad, abstenganse de escribir insultos, expresiones vulgares, etc.

      En esta web los comentarios son moderados antes de ser publicados

      Comentario enviado. Se publicará una vez moderado