Tarta de Queso Griega

  • Tarta de Queso

    Tarta de Queso

  • Tarta de Queso Fría

    Tarta de Queso Fría

  • Tarta de Queso y Plátano

    Tarta de Queso y Plátano

  • Tarta de Queso y Manzana

    Tarta de Queso y Manzana

  • Tarta de Queso y Fresa

    Tarta de Queso y Fresa

  • "Tarta de Queso Griega"

    Tarta de Queso Griega Os enseñamos ahora a preparar una rica tarta de queso griega con las indicaciones que verás a continuación. Es una variante de la tarta de queso tradicional que seguro que os gusta por su sabor y su textura, así que os animamos a elaborarla en casa.
    • Estrella Completa
    • Estrella Completa
    • Estrella Completa
    • Estrella Completa
    • Estrella Media
    • 4.5/5
    • 22 votos

    Receta de Tarta de Queso Griega

    Si nunca la habéis probado ahora vais a poder aprender a preparar vosotros mismo una rica tarta de queso griega. Os traemos la receta completa y detallada paso a paso.


    Ingredientes de Tarta de Queso Griega:

    - 500 gramos de yogur griego azucarado
    - 325 gramos de queso cremoso
    - Dos medidas de yogur de harina
    - Dos medidas de yogur de azúcar
    - 200 ml de nata líquida
    - Cuatro huevos grandes
    - Medio sobre de levadura
    - Mermelada para decorar


    Preparación de Tarta de Queso Griega:

    Comenzamos a hacer esta estupenda receta de tarta de queso griega, que no nos va a llevar demasiado tiempo en la preparación, mezclando en un bol el queso cremoso, la nata líquida, los yogures griegos y el azúcar. Recuerda que para echar el azúcar necesitas un vaso vacío de yogur, así que echa primero los yogures y ya tienes los vasos libres para el resto de medidas que necesitan del mismo.

    A continuación separa las yemas de las claras de los huevos y añade las yemas también a la mezcla. ¿No sabes separarlas?. El método tradicional que empleamos en casa es sencillo. Rompe el huevo con un bol debajo, échatelo en la mano, abre los dedos un poco para que la clara vaya cayendo en el bol, y al final te quedas con la yema en la mano. Fácil, ¿verdad?. Hay otros métodos, usa el que prefieras.

    Por un lado mezclamos lo mejor posible todos estos ingredientes con unas varillas apropiadas, ya sean manuales o incorporadas a la batidora. Por otro lado se montan las claras de huevo que hemos separado. Se montan a punto de nieve, para lo que se necesita batir con energía y paciencia, ya que no es sencillo conseguirlo, sobre todo las primeras veces. Lo mejor es utilizar una batidora con varillas para montarlas perfectamente. Una vez las tengas en su punto, mézclalas con el resto de la masa, pero hazlo suavemente para que no se bajen mucho.

    A continuación se tamiza la harina ya mezclada con la levadura, para dejar fuera de la mezcla cualquier impureza o apelmazamiento que pudiera traer. Ve integrándolas poco a poco a la masa que ya tenemos, sin dejar de batir mientras añades la harina, lo que facilitará que vaya mezclándose bien con el resto, sin dejar molestos grumos. Si le das con unas varillas eléctricas te ahorrarás tiempo y esfuerzo. Es importante dejar siempre la mezcla homogénea y sin grumos, así que hazlo con paciencia.

    Enciende el horno a 180ºC para que vaya tomando temperatura, aunque mejor si lo haces al comienzo de la preparación de la receta, así no hay que esperar a que llegue a esa temperatura. Engrasa el molde con un poco de mantequilla por la base y las paredes, y espolvorea algo de harina encima, para conseguir que no se pegue la tarta tras el horneado, y a continuación vierte la masa en el molde, intentando que quede extendida uniformemente.

    Mete el molde en el horno cuando esté a la temperatura indicada y deja hornear unos 40 o 45 minutos, comprobando que tienes puesto el calor tanto por arriba como por debajo. Antes de sacarla, pínchala para ver si el interior está ya hecho o aun no, ya que si no lo está hay que dejarlo un poco más. Ten en cuenta que cada horno es diferente y estos tiempos pueden variar de un poco de uno a otro.

    Una vez hayas comprobado que la tarta está lista tanto por fuera como por dentro, sácala del horno con cuidado de no quemarte, deja que se temple un poco a temperatura ambiente, y después desmoldala y coólocala sobre una bandeja. Métela en la nevera durante un par de horitas para que se enfríe bien y acabe de cuajarse, y pasado ese tiempo sácala para decorarla con una capa de mermelada por encima, del sabor que quieras. Y así quedará totalmente lista para comer esta estupenda tarta de queso griega, que esperamos que os guste tanto como a nosotros.

    Raciones / Unidades: 8
    Tiempo Aproximado de Preparación: 60M
    Calorías Aproximadas: 380

    Vota la receta


    Comentarios

      Deja un comentario

      Nota: Los comentarios de esta web reflejan las opiniones de sus propios autores, y no necesariamente reflejan la opinión de la misma. Para ayudar al mantener un ambiente cordial y amigable dentro de nuestra comunidad, abstenganse de escribir insultos, expresiones vulgares, etc.

      En esta web los comentarios son moderados antes de ser publicados

      Comentario enviado. Se publicará una vez moderado