Tarta de Queso con Zarzamora

  • Tarta de Queso

    Tarta de Queso

  • Tarta de Queso y Plátano

    Tarta de Queso y Plátano

  • Tarta de Queso con Caramelo

    Tarta de Queso y Caramelo

  • Tarta de Queso y Manzana

  • Tarta de Queso y Fresa

    Tarta de Queso y Fresa


  • "Tarta de Queso con Zarzamora"

    Receta de Tarta de Queso con Zarzamora





    Te sorprenderá esta receta de tarta de queso con zarzamora, no es un postre muy habitual, es muy posible que nunca la hayas probado. Anímate a prepararla, seguro que te encanta.

    Ingredientes:

    - Galletas, unos 220 gramos
    - Zarzamora, 290 gramos
    - Queso cremoso, 375 gramos
    - Mantequilla, 100 gramos
    - 5 cucharadas pequeñas de azúcar
    - Gelatina, sabor a elegir
    - Zumo de un limón
    - Nata montada, 150 ml


    Preparación:

    Y ahora haremos una receta de tarta de queso con zarzamora, una pequeña baya que se emplea sobre todo a la hora de hacer recetas de repostería, ya que es muy dulce y de tamaño pequeño. Te será más fácil encontrarla en época estival.

    Para hacer esta receta solo tienes que seguir las indicaciones que vamos a darte a continuación, seguro que te sorprende por su intenso sabor.

    Empezaremos con las galletas, con las que crearemos la base de nuestra receta. Elije las galletas que prefieras, aunque las mejores son la de tipo Digestive, tienen una textura ideal para la base de la tarta. Tritura las galletas hasta que se queden totalmente machacadas, entonces mézclalas con la mantequilla derretida hasta formar una pasta. Es muy útil usar una batidora con varillas para conseguir una mezcla homogénea. Con esta pasta rellena toda la base del molde, engrasándolo antes con mantequilla y harina, tanto la base como los bordes. Mete el molde con la base a enfriar en la nevera.

    Pon en un vaso para batir los siguientes ingredientes: el queso cremoso, el zumo de un limón, el azúcar y la nata líquida. Todo esto se bate y remueve formando una masa más bien cremosa, que será el relleno de nuestra tarta. Las varillas siguen siendo una buena opción para mezclar estos ingredientes, sobre todo por el queso cremoso, que será el más difícil de mezclar. Vertemos la mitad de la crema encima de la base de galletas que formamos anteriormente, una vez que se haya enfriado y compactado bien la masa de galletas y mantequilla.



    Por encima de esa primera capa de masa cremosa vamos a colocar las zarzamoras bien repartidas por toda la superficie y sin que se amontonen, dejando algunas para usar más adelante y al acabar agregamos por encima la otra mitad de la masa.

    Guardamos en la nevera varias horas, para que cuaje la tarta, para lo que es necesario que permanezca enfriándose al menos 6 o 7 horas. Pero antes, cuando lleve un par de horas, cubrimos la tarta con la gelatina que habremos preparado, y con las zarzamoras que apartamos antes. Volvemos a meter en la nevera, esperamos el tiempo que necesite para cuajarse, y después ya podemos servir. Esperamos que os guste esta receta tan sabrosa.