Tarta de Queso con Oreo

  • Tarta de Queso

    Tarta de Queso

  • Tarta de Queso y Plátano

    Tarta de Queso y Plátano

  • Tarta de Queso con Caramelo

    Tarta de Queso y Caramelo

  • Tarta de Queso y Manzana

  • Tarta de Queso y Fresa

    Tarta de Queso y Fresa


  • "Tarta de Queso con Oreo"

    Receta de Tarta de Queso con Oreo







    A continuación os mostramos una riquísima receta de tarta de queso con Oreo, que hará las delicias de los más pequeños de la casa.

    Ingredientes:

    - 150-175 gramos de galletas Oreo
    - 50 gramos de mantequilla sin sal
    - 750 gramos de queso cremoso
    - 250 gramos de azúcar
    - 200 ml de nata para repostería
    - 3 huevos grandes


    Preparación:

    Si a una tarta de queso que ya es una receta muy rica, le añadimos el sabor de las galletas Oreo, la mezcla es realmente sabrosa. Además es que estas galletas gustan a casi todo el mundo, por lo que seguro que esta tarta es un éxito si la preparas cuanto tengas invitados. En casa se prepara a menudo porque encanta a los niños. Sigue leyendo y aprende como hacerla en pocos pasos.





    Pon a precalentar el horno a 180ºC con el calor tanto arriba como abajo, así alcanzará esa temperatura mientras nosotros preparamos la receta. Coge el molde donde vayas a hacer la tarta, engrásalo un poco con mantequilla y harina, tanto por las paredes como en la base. Y pasamos a preparar ya la base de la tarta. Primero tenemos que fundir un poco la mantequilla y triturar las galletas Oreo, dejando unas cuantas aparte, y a continuación mezcla ambos ingredientes. Tritura lo mejor posible las galletas, deben estar totalmente machacadas. Y para mezclarlas con la mantequilla lo mejor es usar unas varillas.

    En el molde que hayamos engrasado previamente, y que os recomendamos que sea un molde desmoldable, vertemos la mezcla anterior y cubrimos el fondo y lo prensamos bien, dejándolo de un grosor de medio centímetro o así. Mete el molde con la base en la nevera. Seguimos ahora haciendo el relleno de la tarta. En el vaso de la batidora echamos el queso y el azúcar y lo batimos, empleando de nuevo las varillas como mejor opción. A continuación vamos añadiendo los huevos de uno en uno, esperando a batir uno para echar el otro. Vamos a ir obteniendo una masa amarillenta bastante densa, que es lo que queremos.

    Agregamos la nata a la mezcla anterior y volvemos a batir con las varillas, con lo que seguirá siendo una masa densa, pero ya algo más líquida gracias a la nata. Añadimos las galletas Oreo que reservamos, cortadas en trozos medianos, repartidas por la mezcla para que no queden demasiado juntas.

    Sacamos el molde con la base que teníamos en la nevera, vertemos sobre la msma y horneamos a 150ºC durante 45-50 minutos aproximadamente. Antes de sacar del horno es importante comprobar que el interior está bien hecho, algo que puedes comprobar pinchando con un cuchillo, y si sale limpio es que ya está hecha por dentro.



    Una vez sacada del horno, mete la tarta en la nevera y déjala reposar en el frigorífico hasta el día siguiente, o al menos de 6 a 8 horas. Cuando pases ese tiempo ya podrás comerla con el cuajo correcto para disfrutarla.