Tarta de Queso con Moras

  • Tarta de Queso

    Tarta de Queso

  • Tarta de Queso y Plátano

    Tarta de Queso y Plátano

  • Tarta de Queso con Caramelo

    Tarta de Queso y Caramelo

  • Tarta de Queso y Manzana

  • Tarta de Queso y Fresa

    Tarta de Queso y Fresa


  • "Tarta de Queso con Moras"

    Receta de Tarta de Queso con Moras







    La tarta de queso con moras es una merienda o postre exquisito, ya que las moras añaden un intenso sabor a la tarta de queso, además de ser un alimento muy completo.

    Ingredientes:

    - Medio kilo de queso cremoso
    - 3 Huevos Grandes XL
    - 1/4 litro de nata líquida
    - 15 galletas tipo María
    - 100 gramos de mantequilla derretida
    - Medio vaso de agua
    - Una naranja, para el zumo
    - Moras, unos 200 gramos
    - Edulcorante en polvo


    Preparación:

    Para preparar esta receta vas a necesitar tener en casa unas moras. Estos frutos son ricos en vitaminas y minerales, que además tienen un aporte calórico muy bajo y un sabor estupendo para emplear en recetas dulces, como tartas, helados o mermeladas, entre otras, sobre todo las moras de color morado. Las podrás encontrar más fácilmente en verano.

    Empieza calentando el horno a 180ºC y prepara el molde para el horneado. Cubre la base y las paredes del mismo con margarina y agregas por encima harina, con lo que se consigue que no se pegue la tarta a las paredes. Intenta emplear uno de esos moldes que son desmoldables, así podrás sacar la tarta al final de forma más cómoda y sin que se rompa. Y tras estos dos pasos previos, nos ponemos ya a hacer la receta.

    Trituramos las galletas lo mejor posible, sin que queden trozos grandes, porque con ellas formaremos la base y tienen que estar muy trituradas. Al acabar las mezclamos usando mejor la batidora de varillas con la mantequilla derretida, y formamos una pasta, con la que vamos a rellenar el fondo del molde completamente, aplastando bien y dejándola con un grosor de menos de un centímetro, ya que esto será la base de la tarta. Guardamos en la nevera durante unos 15 minutos para que se compacte la base, y seguimos preparando el resto de la receta.

    Vamos a mezclar en un bol que sea amplio el queso cremoso junto a la nata líquida, los huevos y un poco de edulcorante. Hay que batirlo con intensidad, usando unas varillas para ello, ya sean de una batidora o manual, pero hay que conseguir que quede bien cremoso, y dejamos que repose un poco.

    Cuando la base se haya enfriado en tiempo indicado, vertemos la crema masa que hemos batido sobre la base de galletas, extendiéndola bien por toda la base. La metemos en el horno una media hora aproximadamente, comprobando que el interior está bien cuajado antes de sacarla, algo que podrás comprobar con un cuchillo. Sácala y deja enfriar a temperatura ambiente.





    Ponemos en un cazo a calentar el zumo de la naranja, el agua y un poco de edulcorante, sin dejar de remover mientras se calienta y se va cuajando un poco. Para acabar agregamos las moras y vertemos la mezcla sobre la superficie de la tarta. Para acabar la metemos en el frigorífico unas 6 o 7 horas al menos, tiempo tras el cual la tarta estará totalmente cuajada y con la textura adecuada para servir y comer.