Tarta de Queso con Kiwi

  • Tarta de Queso

    Tarta de Queso

  • Tarta de Queso y Plátano

    Tarta de Queso y Plátano

  • Tarta de Queso con Caramelo

    Tarta de Queso y Caramelo

  • Tarta de Queso y Manzana

  • Tarta de Queso y Fresa

    Tarta de Queso y Fresa


  • "Tarta de Queso con Kiwi"

    Receta de Tarta de Queso con Kiwi





    Te recomendamos que pruebes esta tarta de queso con kiwi, porque es una receta muy original que no habrás probado casi seguro, y está riquísima. Te detallamos como prepararla paso a paso.

    Ingredientes:

    - Queso mascarpone, 1/4 de kilo
    - Leche, 50 ml
    - Galletas, 220 gramos
    - Azúcar, 3/4 kilo
    - Mantequilla, 90 gramos
    - Nata líquida, 1/4 de litro
    - Kiwis, 4 ó 5 piezas
    - Brandy, 125 ml
    - Gelatina neutra en polvo


    Preparación:

    Lo primero que vamos a preparar para esta tarta de queso será la base. Para ello tienes que triturar todas las galletas de la manera que prefieras, pero al final deben quedar totalmente trituradas, sin que queden trozos de las mismas sin machacar. Tienes que conseguir que queden hecha migas, y para eso una buena opción es utilizar una picadora.

    Una vez que las tengas ya machacadas, ponlas en un bol y añádeles la mantequilla a temperatura ambiente. Si la tenías en la nevera derrítela un poco empleando el microondas durante unos segundos, tampoco es necesario derretirla del todo. Forma una masa pastosa con las galletas y la mantequilla ayudándote con unas varillas eléctricas, con lo que conseguirás la textura perfecta.

    Una vez hayas amasado y conseguido esta masa, cubre todo el fondo del molde de la tarta con ella. Debes apretar con las manos o con una cuchara para que quede bien prensada la base. Déjala con un grosor de entre medio y un centímetro como mucho, intentando que quede bien igualada por todo el molde. Guarda en la nevera mientras preparamos el resto de la receta, lo que ayudará a que se compacte y se endurezca un poco.

    Pon en un bol el queso mascarpone junto a la leche y el azúcar, bátelos con las varillas hasta que formen una masa de color amarillento, y después agrega la nata líquida y sigue batiendo intensamente hasta que la mezcla sea homogénea.

    Saca el molde de la nevera y vierte encima de la base de galletas y mantequilla la mezcla que hemos hecho después. Guarda de nuevo en la nevera y déjala allí unas 6 horas para que la tarta cuaje bien.

    Mientras que la tarta está reposando, vamos a preparar una cobertura para nuestra tarta de queso. Pela los kiwis y trocéalos, échalos en un cazo y añádele un poco de azúcar, una cucharada de gelatina neutra, un palo de canela, una copita de brandy y un poco de agua. Lo ponemos a fuego lento que se cocine durante 20-25 minutos, para que se mezclen los sabores y se cuaje un poco todo. Al acabar añade el zumo de un limón y remueve. Una vez la tengas lista, cubriremos la superficie de la tarta con ella y volveremos a meter la tarta en el frigorífico el tiempo que necesita para cuajarse.





    Cuando pase ese tiempo ya la puedes sacar del frío y servirla. Lo que sobre mantenlo siempre dentro de la nevera, se conservará mucho mejor.