Tarta de Queso con Cuajada

  • Tarta de Queso

    Tarta de Queso

  • Tarta de Queso y Plátano

    Tarta de Queso y Plátano

  • Tarta de Queso con Caramelo

    Tarta de Queso y Caramelo

  • Tarta de Queso y Manzana

  • Tarta de Queso y Fresa

    Tarta de Queso y Fresa


  • "Tarta de Queso con Cuajada"

    Receta de Tarta de Queso con Cuajada







    Este postre de tarta de queso con cuajada es una variedad más de la popular tarta de queso clásica. Te traemos la receta detallada para que la puedas preparar en casa.

    Ingredientes:

    - Unas 18 a 20 galletas María
    - Media litro de leche
    - Otro medio litro de nata
    - 90 gramos de mantequilla casi derretida
    - Varias cucharadas de azúcar (5-6)
    - Un par de sobres de hacer cuajada
    - Queso crema, una tarrina
    - Mermelada del sabor que prefieras


    Preparación:

    Para hacer la base de nuestra tarta de queso hay que partir en trocitos muy pequeños las galletas, cuanto más trituradas queden mucho mejor para la textura de la masa que usaremos como base. Cuando las tengas así, mézclalas con la mantequilla casi derretida, mezclando con paciencia hasta que quede bien mezclado formando una pasta homogénea.

    Esta pasta la vamos a extender por el molde con el que vamos a hacer la tarta, formando la base de la tarta. La base tiene que quedar bien apretada, ayúdate con la parte de abajo de un vaso o algo similar, y déjala con un grosor menor de un centímetro. Guarda el molde con la base en el frigorífico, mientras vamos a seguir haciendo el resto de la receta.

    Diluimos la cuajada con un vaso de leche, la diluimos moviendo bien. El resto de la leche la vertemos en un cazo y calentamos junto a la nata. Una vez que la leche esté casi hirviendo, apartamos y le agregamos el queso cremoso, la cuajada y el azúcar. Cuando lo tengas todo en el cazo, y apartado del fuego, algo importante, batelo bien para que el resultado sea cremoso. Puedes usar la batidora de toda la vida para ello, te dará un buen resultado. Cuando lo tengamos mezclado, lo vertemos encima de la base de galletas que tenemos guardada y volvemos a meter en el frigorífico para que todo termine de cuajar.


    Cuando pasen varias horas, por lo menos 6 o 7 como poco, y antes de servir la tarta de queso, añádele la capa superior de mermelada, del sabor que prefieras, extendiéndola bien por toda la superficie. Y ya la tienes adornada y con un más sabor para que la sirvas y disfrutes de ella con tus invitados.