Tarta de Queso con Arándanos

  • Tarta de Queso

    Tarta de Queso

  • Tarta de Queso y Plátano

    Tarta de Queso y Plátano

  • Tarta de Queso con Caramelo

    Tarta de Queso y Caramelo

  • Tarta de Queso y Manzana

  • Tarta de Queso y Fresa

    Tarta de Queso y Fresa


  • "Tarta de Queso con Arándanos"

    Receta de Tarta de Queso con Arándanos





    La tarta de queso con arándanos es una tarta que solemos encontrar en muchas pastelerías y tiendas de dulces, porque es una de las más tradicionales. Te enseñamos como prepararla en casa fácilmente.

    Ingredientes:

    - Galletas, unas 20-22
    - Nata líquida, 500 ml
    - Queso cremoso, 250 gramos
    - Mermelada de arándanos
    - Azúcar blanca, 250 gramos
    - Mantequilla, 120 gramos
    - Un par de hojas de gelatina


    Preparación:

    Esta receta que os traemos a continuación es una forma rápida de preparar una tarta de queso con arándanos, menos complejas que otras recetas similares, pero con la que se consigue un buen resultado y si no tienes mucho tiempo para prepararla te va a venir muy bien. Te detallamos como hacerla, sigue leyendo.

    Antes de nada vamos a poner a hidratar las láminas de gelatina con agua, las echamos en un recipiente y las cubrimos con abundante agua durante varios minutos, hasta que las láminas se hinchen, después las escurrimos bien. Las metemos en el microondas en otro recipiente vacío, y las ponemos a potencia media hasta que se derritan.

    Hacemos lo mismo con la mantequilla, la derretimos en el microondas, pero sin dejar que se derritan demasiado y se calienten demasiado, con ablandarla un poco es suficiente. Cuando veamos que se comienza a derretir, la mezclamos con las galletas trituradas formando una pasta.

    Llenamos el molde que vayamos a usar para la tarta con la pasta esta de galletas y mantequilla, formando la base de la tarta. La base debe quedar totalmente cubierta con la pasta anterior, con un grosor de 0.5 centímetros más o menos, y tener el mismo grosor por todos lados. Cuando lo hayas hecho, mete el molde en la nevera, y lo dejas ahí unos diez minutos.

    Ahora montamos la nata con ayuda del azúcar, y una vez montada se mezcla con el queso cremoso, empleando unas varillas para ello, que dará un mejor resultado. Después le añadimos la gelatina que hemos derretido y movemos bien.



    La mezcla resultante de mezclar todos los ingredientes anteriores la echamos sobre la base de galletas, rellenando el molde, y al acabar lo metemos en el frigorífico varias horas hasta que cuaje bien, al menos unas 5-6 horas para que la tarta quede bien cuajada. Cuando la saquemos del molde, que será más fácil si hemos usado uno desmoldable, vamos a cubrirla por encima con la mermelada de arándanos, que le dará un toque de sabor estupendo y una mayor vistosidad. Y a disfrutar de una tarta exquisita.